8 detalles que harán que tu boda sea única

Otra vez os traigo una entrada sobre bodas… Y otra vez comparto con vosotros un pedacito de mí. No es fácil contar cosas tan personales, pero cuando pasas el día más importante de tu vida y se convierte en el más bonito y perfecto, es difícil dejar de hablar de él (tenéis aquí mis 10 claves para organizar una boda).

IMG_0619

Así que hoy, hablemos de esos detalles que pueden marcar la diferencia en una boda, esas cosas que llegan corazoncito de vuestros invitados, incluso del que menos te lo esperas… Aquí tenéis los detalles de nuestra boda… ¡comenzamos!

1. AGRADECIMIENTOS A LOS INVITADOS

Algo que gustó mucho en nuestra boda, porque mucha gente nos lo agradeció e incluso más de uno se emocionó, fueron unas cartas personalizadas que dejamos en las mesas. Cada carta llevaba el nombre de la persona en el sobre, y dentro escribimos a cada asistente una pequeña dedicatoria dándoles las gracias por compartir con nosotros ese día, y diciéndoles lo importantes que eran para nosotros y porqué. Fueron días y días escribiendo hasta las tantas las 115 cartas que teníamos que hacer, pero puedo deciros que valió totalmente la pena. Aún nos recuerdan que se había notado el cariño con el que lo habíamos escrito, y os puedo decir que fue lo más bonito que podíamos haber hecho.

IMG_6020a

2. COMODIDAD PARA LOS INVITADOS ANTE TODO

Pensad en algún detalle que pueda hacer ese día más cómodo a vuestros invitados. Nosotros, en cada silla del convite dejamos una bolsita de arpillera que contenía un almax, un ibuprofeno, un imperdible, un cepillo de dientes con pasta incorporada, un caramelo, un chicle… Y en cuanto comenzó la fiesta se colocaron tres cestas llenas de pares de zapatillas.

IMG_6011

Fue más una broma que otra cosa, pero las zapatillas le salvaron a más de uno de un buen dolor de pies, y los almax e ibuprofenos estamos seguros de que cumplieron su misión… 😀

IMG_5828 2

3. SI QUIERES FOTOS… ¡HAZ QUE TODO EL MUNDO COLABORE!

Un día estábamos mi marido y yo tirados en el sofá, cuando de repente le dije: “¿Qué te parece colocar un palo selfie en cada mesa? Así seguro que los invitados sacan muchísimas más fotos”. “¡Un detallazo!”, dijo. Y así lo hicimos. Cada palo llevaba una etiqueta que decía:

“No queremos que se nos escape ningún momento ni detalle del día. Nos haríais un gran favor si nos ayudáis a conseguirlo.

Coged el “palo selfie” y sacad tantas fotos como os apetezca. 

Eso sí, ¡más os vale enviarnos todas y cada una de ellas!

¡Esperamos que os lo paséis en grande!”

No está bien que lo diga yo, pero es que fue una idea perfecta. Tenemos muchísimas fotos, pero lo más bonito fue ver que gente que ni se conocía se sacaban fotos juntos. Tenemos fotos de mis amigos con la familia de mi marido, sus amigos con los míos, mis amigos con mi familia… ¡Un batiburrillo simplemente perfecto!

4. ¿QUIÉNES SERÁN LOS PRÓXIMOS?

Nos hacía ilusión regalar algo, aunque fuera una tontería, a los que queríamos que fueran los próximos en pasar por el altar. Elegimos cada uno a una pareja, y nos volvimos locos buscando una hucha con forma de cerdito lo más grande posible. Escribimos un mensajito en cada una de ellas, las envolvimos con papel celofán, y se las regalamos con todo el cariño del mundo: una hucha para que ahorren y puedan hacer un bodorrio en toda regla lo antes posible. 😀

IMG_5802 2

Además, tres semanas después se casaban otros amigos, así que decidimos regalarles los muñequitos para la tarta, pero no unos convencionales… queríamos algo original, y como buenos gallegos, les regalamos los novios de cerámicas Sargadelos.

IMG_5803

5. ACUÉRDATE DE ESA PERSONA QUE TANTO TE AYUDA

Si algo me hacía ilusión ese día, era hacerle a mi tío más joven un regalo. Sin él mi vida habría sido muy diferente, y desde luego que ni mi marido ni yo habríamos llegado a donde estamos si no fuera por él. Nos ha ayudado mucho y siempre hemos querido agradecérselo, pero por haches o por bes, ese momento nunca daba llegado. Así que le dimos el regalo y le dije lo que me salió del corazón y nunca le había dicho: que era mi hermano mayor, que gracias por todos los momentos que me había dado, que lo quería con locura y que nunca le podríamos agradecer todo lo que había hecho por nosotros. No pudo ser un momento más bonito.

6. ¿¿¿ES LA CELEBRACIÓN DE ALGUIEN MÁS???

Acuérdate de investigar un poco… puede que alguien esté celebrando algo más que tu propia boda… en nuestro caso había tres cumpleaños y una pareja de amigos estaban de primer aniversario de bodas. Un simple detalle y el hecho de que os hayáis acordado les hará muy felices. Así que decidimos ponerles la canción de cumpleaños feliz y trozo de tarta con velas a los cumpleañeros, y a la pareja que estaba de aniversario les regalamos una entrada a un Spa para que pudieran relajarse juntos como celebración.

7. ¡APUESTA POR UN FOTOMATÓN!

Teníamos muy claro desde el primer momento que queríamos contratar un fotomatón porque ya lo habíamos visto en alguna boda. No un photocall, no… Eso ya estaba muy visto, y no da tanto juego. La razón es simple: El photocall está abierto. Cuando te sacas la foto, te puede ver todo el mundo. Ahí la gente tímida no se explaya. El fotomatón que nosotros contratamos era cerrado, el típico que se usa para las fotos carné. Y hasta la persona más tímida se suelta allí dentro. ¡No veáis qué fotazas! Contratamos a cuatrofotos, y encantados de la vida con ellos. Cada vez que entrabas te sacabas cuatro fotos que salían en una misma tira o postal, y se imprimían dos copias: una para pegar en un álbum de dedicatorias y otra para que los invitados se quedaran con un recuerdo. Teníamos 110 invitados, ¡y se sacaron más de 700 fotos en grupo! ¡Fue todo un éxito!

8. UN VÍDEO DE AGRADECIMIENTO

Si vuestro presupuesto es limitado pero queréis hacer un detalle a vuestros invitados, podéis hacer un vídeo en el que salgan fotos de cada una de las personas que vayan a asistir. Y si tenéis tiempo, podéis hacer un vídeo de broma protagonizado por vosotros mismos para que los invitados pasen un buen rato. Nosotros sólo hicimos un video con fotos, pero fue suficiente para empezar a crear el ambiente para comenzar la fiesta.

IMG_5483 2

Cada detalle que regalamos los envolvimos y adornamos nosotros mismos, acorde a la decoración de toda la boda (sí, lo sé, soy muy maniática) con lazos de un mismo tono, tela arpillera y cartulinas, y la verdad es que logramos un buen resultado gastando muy poco.

Otra cosa que creo que marca la diferencia es la música: para cada detalle personal que hacíamos habíamos elegido una canción. Hacen que el momento sea más especial y cercano, así que creo que merece la pena pasarse el tiempo que haga falta eligiendo esa música.

¡Y nada más por hoy! ¡Espero que os haya dado ideas! Si queréis saber cualquier cosa, no dudéis en preguntarme dejándome un comentario o escribiéndome a mi email info@elmundodealana.com, o por mis redes sociales en Instagram (elmundodealana) o en Facebook (mundodealana).

Muchas gracias por leerme y haber visitado mi mundo:

Alana.

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*