Bolsita de tela DIY

ImagenHoy os traigo esta bolsita de tela muy versátil y fácil de hacer. Es la típica bolsa para la merienda, pero en mi caso quería una como bolsa de viaje para guardar las brochas de maquillaje. He pensado en hacer alguna más de diferentes tamaños para guardar los accesorios; me encantan los collares, pero nunca sé dónde meterlos en la maleta, y creo que esta es una opción muy cómoda.

Espero que lo pongáis en práctica y que disfrutéis fabricando vuestras propias bolsitas. ¡Comenzamos!

 

PASO 1: MATERIALES

Lo primero que debemos hacer es reunir los materiales. Nunca debemos empezar una labor sin tener todo lo necesario, ya que las pausas entre la fabricación a veces tienden a quitarle el interés y nos arriesgamos a que al final sea una obligación en lugar de ser un pasatiempos.

Los materiales que emplearemos son los siguientes:

Imagen

  1.  Una tela cualquiera. Las dimensiones necesarias dependerán del tamaño que deseemos para nuestra labor, pero en general no necesitaremos mucha cantidad.
  2. Trapillo o cordón para cerrar la bolsa.
  3. Alfileres.
  4. Hilo a juego con la tela. También podremos jugar con los contrastes y coser con un hilo que resalte, pero para eso debemos tener un conocimiento avanzado de costura para que no se noten los errores.
  5. Tijeras de costura.
  6. Una hoja que nos sirva de patrón. En mi caso usaré directamente un DIN A4.

PASO 2: CORTE DE LAS PIEZA

Debemos tener claro las dimensiones necesarias, que serán las siguientes:

  • Ancho de la pieza: será el ancho deseado más dos cm.
  • Largo de la pieza: será el largo deseado más siete cm.

Cortaremos un papel con las dimensiones que necesitaremos y lo usaremos como plantilla. Es mejor equivocarse en un papel que directamente en la tela. Una vez lo tengamos cortado correctamente lo engancharemos con alfileres a la tela y cortaremos dos piezas.

Lo más importante en este paso es tener en cuenta la orientación de los dibujos de la tela, si los tiene, para que queden correctamente en nuestra labor finalizada.

PASO 3: REMALLAR LAS PIEZAS

Lo siguiente que debemos hacer es remallar las dos piezas para que no se deshilachen con el tiempo.

En mi caso he usado máquina de coser, por lo que he hecho pruebas en un retal de la propia tela para saber qué puntada usar, así como la tensión de hilo y el ancho y el largo de puntadas.

Para remallar las piezas he usado las siguientes propiedades en la máquina:

  • Puntada en zigzag
  • Tensión del hilo 3
  • Ancho de puntada 3
  • Largo de puntada 3

Remallaremos todo el contorno de las dos piezas.

PASO 4: COSER LAS PIEZAS

Debemos enfrentar las telas derecho contra derecho, teniendo en cuenta que el sentido del dibujo de la tela es el correcto (ver fotografía 1). A continuación mediremos 5 cm desde de la parte superior de la labor y marcaremos con un alfiler a cada lado (ver fotografía 2). Seguidamente aseguraremos las dos piezas de telas con alfileres en todo su contorno (a excepción de los 5cm en la parte superior) (ver fotografía 3).

Imagen Imagen Imagen
Fotografía 1: Telas enfrentadas correctamente. Fotografía 2: 5cm superiores.  Fotografía 3: Telas unidas con alfileres.

Ahora debemos coser con una puntada recta todo el contorno marcado con alfileres. En mi caso he usado las siguientes propiedades de la máquina:

  • Puntada recta
  • Tensión del hilo 3
  • Ancho de puntada 0
  • largo de puntada 3

Tendrá que quedaros un saquito abierto (ver fotografía 4). Le daremos la vuelta a la labor y volveremos a asegurar con alfileres, esta vez las pestañas de la parte superior (ver fotografía 5), y coseremos de nuevo, teniendo en cuenta que la costura termine en el punto donde se juntan las dos piezas (ver fotografía 6).

Imagen Imagen Imagen
Fotografía 4 Fotografía 5 Fotografía 6: Costura de pestañas superiores.

Volvemos a darle la vuelta a la labor y doblamos el saliente superior que no está cosido por los costados, teniendo en cuenta que debemos bajar unos dos centímetros de la costura lateral (ver fotografía 7).

Coseremos alrededor del doblez, nunca por encima de estos dos centímetros que hemos dejado anteriormente. (ver fotografía 8)

Fotografía 7: Doblez 2cm por debajo de costura. Fotografía 8: Costura de doblez. Fotografía 9: Bolsita ya cosida.
Imagen Imagen Imagen

PASO 5: PASAR EL CORDÓN DE CIERRE

Volvemos a voltear la labor y, con ayuda de un imperdible, pasaremos el trapillo por los ojales que hemos debajo en nuestra bolsita (ver fotografía 10).

Fotografía 10 Fotografía 11: Pasamos el trapillo por el doblez con un imperdible.
Imagen Imagen

Hacemos unos nudos en los extremos del trapillo, y ¡listo! Ya tenemos una bolsita para la merienda, las brochas de maquillaje o para lo que deseéis.

RESULTADO FINAL

Como podréis comprobar, la bolsa queda poco pulida en su interior, pero pretendía hacer algo sencillo, que cualquier persona pudiese hacer sin complicaciones. Además, es una forma muy rápida, pero seguramente intente hacer una variante mejor rematada con el tiempo.

Imagen

 Espero que hayáis disfrutado y sobre todo que lo pongáis en práctica. Si es así, enviadme la foto de vuestra bolsita de tela personal a info@elmundodealana.com o subidla a Instagram nombrándome (@elmundodealana) y con el hashtag #elmundodealana.

Muchas gracias por leerme y haber visitado mi mundo:

Alana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*