Propósitos de año nuevo y cómo cumplirlos

Esta es la época en la que comúnmente se habla del balance anual personal. ¿En qué he fallado? ¿Por qué no he sido capaz de seguir mis propósitos? Cada año nos reímos cuando alguien comenta sus propósitos de año nuevo, y es que es casi imposible seguirlos. ¿Qué será lo que falla para que nunca lleguemos a diciembre con la misma predisposición que en enero?

foto-28-12-16-14-50-29

Esta semana he cogido mi libreta de garabatos, ésa que uso cuando hablo por teléfono para dibujar figuras sin ningún sentido (nunca sabré el porqué), y escribiendo mis propósitos para 2017 he llegado a la conclusión de que este año lo conseguiré. ¿Lo intentáis conmigo?

No creo que sea muy difícil, más bien hay que buscar la forma para que ningún día o semana se nos pase aquello que queremos conseguir. ¿Cómo vas a seguir una rutina semanal o mensual cuando no sabes cuándo realizar esos propósitos?

A continuación os describiré lo que yo creo que puede servirme a cumplir mis objetivos:

  1. NO SIGAS LOS CLICHÉS.

Cada año escucho a la gente decir “el próximo año me pondré en forma”, “mi propósito será dejar de fumar” o “yo ahorraré el suficiente dinero para…”. Yo misma me incluyo. Antes de comenzar abril seguramente ya habremos dejado nuestras promesas de lado.

Bajo mi punto de vista, el problema radica en que ponemos un objetivo demasiado difícil de primeras, y también demasiado específico. ¿Por qué no cambiar esos propósitos por unos con más posibilidades de éxito? Intenta elaborar una lista coherente y realista. Es mejor empezar por lo fácil e ir incrementando la dificultad a medida que vamos logrando nuestro objetivo. No se trata de hacerlo fácil, sólo realista. Cambia esas frases tan típicas por “el próximo año no seré tan sedentaria, fumaré menos y ahorraré algo”. Sin más. Así será más fácil cumplirlo y no sentirás la tentación de dejarlo.

  1. ESCRIBE UN BULLET JOURNAL.

En realidad, esto es lo que me ha decidido a escribir este post. Rebuscando en Pinterest he descubierto este tipo de agendas. Se trata de seguir un orden en la agenda, de manera que todos los días hagas un inventario de tareas hechas, tareas que no se han cumplido, cumpleaños, eventos, o incluso qué hemos comido o la cantidad de agua que hemos bebido. Tú decides qué debes anotar en ella, teniendo en cuenta tus necesidades. Lo importante es seguir el orden en la agenda como se detalla en el video oficial de Bullet Journal (podéis activar subtítulos):

Asi, si tu objetivo este próximo año es hacer algo de ejercicio, fumar menos y ahorrar dinero, podrás indicar cada día de la semana cuánto tiempo has dedicado a andar, cuántos cigarrillos has fumado, y cuánto dinero has metido en la hucha. Puedes incluso hacer un balance semanal, y así siempre serás consciente de si lo has hecho bien o mal.

También puedes ponerte metas semanales. Si decides que debes andar cuatro horas a la semana, seguramente preferirán andar media hora cada día que cuatro horas de golpe. Piénsalo, sé consciente de tu objetivo y ve a por ello.

  1. HAZTE CON UNA PIZARRA

Piensa un lugar en el que colocar una pizarra o un corcho en el que sepas que la verás todos los días. La cocina es una buena opción. Yo tengo una pizarra magnética en la nevera. Dibuja en ella un calendario semanal y escribe en cada día de la semana qué actividad debes hacer ese día sin falta.

Si tienes sitio en la pizarra, llena de frases que puedan animarte el espacio que te sobre. Parece una tontería, pero a veces necesitamos un empujoncito y una frase que nos anime.

  1. AHORRAR EXPONENCIALMENTE

Una de las imágenes que más me ha llamado la atención en Pinterest es este calendario semanal de ahorros. Se trata de ahorrar un euro la primera semana del año, dos euros la segunda, tres euros la tercera, y así sucesivamente. A final del año tendremos ahorrado 1378€. Obviamente, esto podemos cambiarlo ajustándolo a lo que deseamos ahorrar y, sobre todo, a lo que podemos ahorrar.

Lo importante es hacer nuestra hoja de cálculo, que incluya el número de semana, cuánto vamos a ahorrar cada semana, y una casilla en la que poder marcar si ya hemos ingresado esa cantidad en nuestra hucha. Esta hoja tendrá que estar también en un lugar en el que sea imposible no verla (como, de nuevo, la puerta de la nevera).

  1. HAZ UNA SEGUNDA LISTA CON IDEAS “ABIERTAS”
this-year-printable-the36thavenue-com
Imagen de onevelvetmorning.wordpress.com

Esta ha sido de las mejores ideas que he visto. “Rompe un mal hábito”, “aprende una nueva habilidad” o “toma un riesgo” son frases que me llamaron la atención. Al final, lo que viene a decir esta lista globalmente es “sal de tu rutina”. Es fácil de cumplir porque no especifica qué se debe a hacer, pero a la vez puede darnos ánimos a cumplir nuestra lista “difícil” cuando veamos que vamos tachando puntos de la lista.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado y os animéis tanto como lo estoy yo. Esta semana misma iré a elegir una libreta para hacer mi propio Bullet Journal desde el primer día del año.

¡Ánimo con esos objetivos de año nuevo, y no os olvidéis de seguirme en Instagram (elmundodealana) y en Facebook (mundodealana)!

Muchas gracias por leerme y haber visitado mi mundo:

Alana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*